VARIEDADES VEGETALES

Según la Unión Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales (UPOV), el desarrollo de una variedad vegetal de interés lleva entre 10 y 15 años en muchos casos. 

La protección de las variedades vegetales cobra gran importancia a la hora de evitar la biopiratería, esto es, la explotación, manipulación, exportación y/o comercialización de los recursos biológicos sin la autorización de sus creadores. Incentiva también la inversión en el fitomejoramiento y aumenta los ingresos de los agricultores, además de contribuir al empleo rural y el desarrollo económico, entre otros.

 

 

Nuestro equipo de biólogos, ingenieros agrónomos y farmáceuticos definen estrategias con las empresas para proteger la variedad vegetal en cualquier país del mundo. Llevan a cabo su tramitación, concesión, mantenimiento y defensa, además de realizar el registro comercial de aquellas variedades vegetales que así lo requieran para ser comercializadas legalmente.