PATENTE EUROPEA

En una economía globalizada, es cada vez más importante poder obtener la protección de nuestras invenciones en varios países de forma ágil y sencilla. El Sistema Europeo de Patentes es una vía atractiva para lograr la protección en hasta 41 países que conforman la U.E. a través de una única solicitud, con una única tramitación y un único examen. Esto evita tener que realizar el procedimiento de solicitud en cada país de interés de la U.E. ante las oficinas de patentes nacionales, aunque sí es necesaria la validación en cada uno de los distintos estados miembros en los que se quiere proteger.

LA ESTRATEGIA DE PROTECCIÓN DEBE ESTAR DESDE EL INICIO PLENAMENTE ALINEADA CON LAS CARACTERÍSTICAS DE LA TECNOLOGÍA Y LOS OBJETIVOS COMERCIALES DE LA ORGANIZACIÓN.

Con todas sus ventajas, la solicitud de Patente Europea puede ser altamente compleja, por lo que requiere un conocimiento experto adaptado a sus particularidades. En Clarke, Modet & Cº, disponemos de un equipo de Agentes Europeos con numerosos años de experiencia en asesoramiento integral para la solicitud de este tipo de registros. Nos encargamos desde la elaboración de la memoria descriptiva de la invención y su presentación ante la Oficina Europea de Patentes (EPO) hasta la gestión de los procedimientos orales en procesos de recursos y oposiciones.

DESCUBRE MAS SOBRE LA PATENTE EUROPEA CON EFECTO UNITARIO.

El nuevo sistema permite una única validación para todos los estados miembros. Convivirá con la patente europea tradicional y por tanto ha cambiado el escenario al que se deben enfrentar las empresas en cuanto a la protección de sus innovaciones en Europa.

España ha optado por no adherirse a la PEEU. Esto no implica que las compañías españolas no puedan solicitarla y así buscar su protección en los estados que ya hayan ratificado el acuerdo de la patente unitaria.