DENOMINACIONES DE ORIGEN E INDICACIONES GEOGRÁFICAS

Se trata de dos figuras diferentes, aunque con algunas características comunes. Mientras la Denominación de origen o DOP designa la denominación de un producto cuya producción, transformación y elaboración deben tener lugar en una zona geográfica determinada, con una especialización reconocida y comprobada, la Indicación Geográfica Protegida o IGP indica el vínculo con el territorio en, al menos, una de las fases de producción, transformación o elaboración, por lo que el vínculo con el territorio es más fuerte en el caso de las DOP.

 

 

En tu estrategia de comercialización, constituye una sólida decisión empresarial distinguir tus productos de los de otros para aprovecharse de esa reputación en el caso de productos que proceden de dicha región o se benefician de dichos conocimientos. Es importante observar que en el caso de tales productos, tu empresa debe mantener las normas de calidad previstas para los productos elaborados en dicha región o mediante dichos conocimientos.

 


En Clarke, Modet & Cº contamos con una unidad especializada que ofrece guía en la obtención del derecho de explotación exclusiva de la Denominación de Origen Protegida (DOP) o Indicación Geográfica Protegida (IGP) ofreciendo protección legal frente a usos indebidos y no autorizados.