FISCALIDAD DE PROPIEDAD INDUSTRIAL

El retorno de una adecuada gestión de la fiscalidad de los activos de Propiedad Industrial puede llegar a ser el 100% de la inversión realizada en I+D.  Además de la correcta protección y gestión de los activos intangibles de Propiedad Industrial, es muy importante establecer una política fiscal interna  de estos activos para regular el uso y cesión entre empresas de un mismo grupo con presencia en diferentes países. 

 

Patent Box es un incentivo fiscal cuyo objetivo es impulsar el desarrollo y la transferencia de conocimiento tecnológico, al prever una reducción en la carga tributaria de la empresa que licencia el uso de activos intangibles generados en el seno de la misma.

Entre las dificultades que las organizaciones encuentran a la hora de acceder a este incentivo destacan la identificación del activo intangible, su cuantificación y la gestión documental del procedimiento que permite la bonificación. Sin embargo, la implantación de este incentivo es un objetivo prioritario para el que se buscan distintas soluciones, como la que aboga por la emisión de “informes motivados” que cumplan el mismo papel calificatorio respecto de los activos intangibles, que el desempeñan en los proyectos I+D+i, susceptibles de deducciones fiscales.