La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) en cooperación con el Foro Económico Mundial, ha puesto en marcha el Programa de Asistencia a Inventores (PAI)

Para fortuna de estos inventores, desde el 17 de octubre de 2016, la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) en cooperación con el Foro Económico Mundial, ha puesto en marcha el Programa de Asistencia a Inventores (PAI), que es una nueva iniciativa que vincula a inventores y pequeñas empresas de escasos recursos financieros de países en desarrollo con abogados especializados en propiedad intelectual, dispuestos a prestar voluntariamente (pro-bono) sus servicios de asistencia jurídica para la obtención de protección por patente.

De esta manera, el Programa PAI brinda la oportunidad a inventores de escasos recursos a acceder a asistencia especializada en la preparación, presentación y seguimiento de sus solicitudes de patente, evitando malas experiencias y detrimento económico al inventor, al tratar de solicitar protección por patente sin conocimiento y expertise para ello.

La asistencia al inventor a través del PAI consiste en:

  • asesoría jurídica gratuita en el campo de la propiedad intelectual, específicamente en el trámite de solicitud de patente hasta una decisión final de la oficina nacional o regional de patente
  • asesoría al inventor en la preparación o presentación de la solicitud de patente y asistencia en el trámite de la misma por parte de los abogados voluntarios. (No obstante, el alcance de dicha asistencia varía según el caso en cuestión).
  • No implica la asistencia financiera directa toda vez que la OMPI al ser una organización intergubernamental internacional no provee asesoría jurídica a los abogados especializados ni a los inventores.

 

Hasta el momento, como países participantes en el Programa PAI se encuentran Colombia, Filipinas y Marruecos, países donde se llevó a cabo el Programa experimental entre abril de 2015 y marzo de 2016 consiguiendo resultados positivos.

En el caso específico de Colombia, la Superintendencia de Industria y Comercio – SIC a través del Centro de Información Tecnológica y Apoyo a la Gestión de P.I. – CIGEPI y de los Centros de Apoyo a la Tecnología y la Innovación – CATI regionales, es la encargada de coordinar el Programa PAI.

Es así como en nuestro país, para que un inventor pueda solicitar el apoyo del Programa, debe cumplir los siguientes cuatro (4) criterios:

- Demostrar conocimientos básicos en el sistema de patentes. Para ello, el inventor cuenta con la opción de realizar el módulo en línea de formación para el PAI ofrecido por la OMPI; o también, el inventor tiene la opción de demostrar que ha presentado recientemente una solicitud de patente ante la SIC.

- Declarar que no cuenta con los recursos necesarios para realizar el trámite de patente de invención. Específicamente:

  • El inventor debe tener un ingreso mensual fijo o variable no superior a los cuatro (4) salarios mínimos legales vigentes.
  • Las empresas deben ser pequeñas o micro, es decir, de acuerdo con nuestra legislación, una empresa pequeña tiene una planta de personal entre 11 y 50 trabajadores y activos totales entre 501 y 5.000 salarios mínimos legales vigentes; mientras, una empresa micro tiene una planta de personal no superior a 10 trabajadores y activos totales no menos de 500 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

-Demostrar que la invención no se encuentra incursa en una de las exclusiones o excepciones a la patentabilidad de los artículos 15 y 20 de la Decisión 486 de 2000 y, además, que la invención puede ser empleada por la industria en los próximos 10 años.

- El inventor debe ser nacional colombiano o tener residencia en Colombia.

 

Por su parte, un abogado voluntario o firma de abogados que esté interesado en participar en el Programa, debe expresar su interés mediante un formulario de solicitud, y esperar a ser contactado posteriormente por la OMPI. Actualmente, el Programa PAI plantea no sólo contar con la participación de abogados en los países en los que ya se ha puesto en marcha el programa, sino también invitar a abogados de tres zonas en las que es muy probable que se presenten solicitudes de patente, específicamente, Estados Unidos de América, Europa y Japón.

De este modo, a octubre de 2016, en Colombia existían 11 proyectos en estudio y 24 abogados elegidos por la OMPI prestando sus servicios pro bono. Es de resaltar la participación de Clarke, Modet & C° Colombia como participante voluntario en el Programa PAI desarrollado en nuestro país, donde ya nos ha sido asignado nuestro primer caso a través del Programa.

 

Fuentes de información:

 

Programa OMPI-FEM de Asistencia a Inventores (PAI). Superintendencia de Industria y Comercio

Programa de Asistencia a Inventores