Ya contamos con los primeros datos de solicitudes de patentes y modelos de utilidad tras la entrada en vigor de la Nueva Ley de Patentes el pasado 1 de abril de 2017

Aunque aún es pronto para sacar conclusiones sobre el impacto real de esta norma en las estadísticas de patentes y modelos de utilidad, si nos parece interesante compartir lo que ha sucedido en los días previos y posteriores a su entrada en vigor.

Al fin y al cabo, los datos recientemente publicados por la misma OPEM [1], muestran lo que toda nueva norma tiene, pros y contras, y un comienzo donde se mezclan expectación, escepticismo y siempre prudencia.

Y es justo lo que señalan los datos de solicitudes, que bien podrían ser los de una montaña rusa. Estas muestran que los solicitantes apuran hasta el último momento los coletazos de la Antigua Ley, como podemos ver en marzo, último mes de vigencia de la antigua Ley, se presentaron un +180% más de patentes sobre el mismo mes del año anterior y en abril, primer mes de la Nueva Ley, un -72% menos sobre el mismo mes del año anterior.

 

 

En cuanto a los modelos de utilidad, curiosamente, no se ve este proceso tan acusado. En marzo se presentaron un +88% más de patentes sobre el mismo mes del año anterior y en abril un -44% menos sobre el mismo mes del año anterior.

Como hemos dicho es aún pronto para sacar conclusiones, aunque este rally de última hora puede llegar a salvar los datos anuales del 2017. En términos interanuales vemos que las patentes crecen una media de un +8,61% y los modelos de Utilidad un +4,4% 

 

 

[1] Debemos hacer una mención especial al buen hacer de la OEPM que cuenta con uno de los sistemas estadísticos más ágiles y completos que conocemos.