Los primeros datos oficiales provisionales publicadosnos hacen presagiar que se confirmarán los principales hitos que ya adelantamos.

El pasado 21 de octubre de 2016 lanzábamos las previsiones de cierre de las principales figuras de Propiedad Industrial para 2016 en España y las presentadas ante organismos internacionales como la OAMI y la OMPI por españoles y que publican estadísticas adelantadas, y aunque es prudente esperar a que se “asienten” los datos(1), lo que sí podemos aventurarnos a pronosticar, es que los datos no variarán sustancialmente con la previsión que hicimos en octubre, en concreto un -0,25%.

Los primeros datos oficiales provisionales publicados(2), y por desgracia, nos hacen presagiar que se confirmarán los principales hitos que ya adelantamos entonces, e incluso empeoren algunos indicadores levemente, como los de tipo internacional no europeo(3) o el de solicitud de nombres comerciales, especialmente preocupante este último ya que suele guardar una estrecha relación con los indicadores nacionales de creación de empresas. Esperemos sea sólo coyuntural.

 

Como en los estudios anteriores, llamamos la atención sobre un hecho especialmente preocupante, nunca en la historia de la “patente moderna en España” se han solicitado menos patentes españolas per cápita. Ya el otro año acertamos al prever que se perdería la “línea de soporte” de las 3.000(4) patentes nacionales solicitadas y este año se repite esta previsión, aunque parece que podemos haber por fin encontrado el suelo en torno a las 2800 patentes…

 

Media móvil de las variaciones porcentuales mensuales de las solicitudes interanuales solicitadas, como vemos cada vez se acercan más a o, lo que indica que la tendencia bajista e va agotando.

 

a la espera de lo que nos depare la Nueva Ley de Patentes que, debemos recordar, entrará en vigor el próximo 1 de abril de 2017.

En este sentido si relacionáramos cada modalidad con el grado tecnológico de la naturaleza de la innovación realizada y el grado de internacionalización de la figura específica elegida, y la evolución que prevemos para 2016 en comparación con la marcha general de la economía española, podríamos dibujar un cuadro como éste.

 


Modalidades en función tecnológico de la naturaleza de la innovación realizada y el grado de internacionalización de la figura, en rojo aquellos que prevemos cierren 2016 con un desenvolvimiento bastante peor (con tasas negativas) que la evolución del PIB español, en naranja aquellos que los han hecho peor y en verde aquellos que lo han hecho mejor.

 

A la vista del gráfico podemos decir que España sí innova, pero puede que estemos perdiendo el tren en la I+D más tecnológica.

Además, nos preocupan los indicadores internacionales no europeos y la repentina caía de los nombre comerciales en España ya comentada, por la estrecha relación de estos con otros indicadores de índole sobre todo económico.

Por todo ello, durante estas semanas haremos un especial seguimiento a los datos que vayan surgiendo, incorporando algunos análisis que creemos son de interés.

__________

(1) En el caso de la OEPM siempre se produce un ajuste técnico en estas semanas. Viendo el ajuste de otros años lo hemos incorporado en la siguiente tabla.

(2) En el caso de la OEPM  http://www.oepm.es/es/sobre_oepm/actividades_estadisticas/estadisticas/estadisticas/index.html

http://www.oepm.es/es/sobre_oepm/noticias/2017/2017_01_11_LaOEPMcierraAno8_5DI_1_88SDy0_94Invenciones.html

Es de justicia destacar que la OEPM es una de las oficinas de propiedad industrial a nivel mundial que mejor y antes publica los avances estadísticos de indicadores de Propiedad Industrial.

(3) Aunque debemos señalar que justo son estos los que suelen ser más volátiles.

(4) Es una cifra muy simbólica y que desde 2001 España no bajaba de este nivel.