Fuente original: http://www.manufactura.mx/industria/2016/10/11/protege-la-marca-de-tu-empresa-en-6-pasos

El sistema de oposición de marcas, que entró en vigor desde el pasado 30 de agosto, constituye un auténtico abanico de herramientas para las empresas, ya que dará incentivos para las inversiones, protegerá el activo intangible más valioso de una compañía y hasta facilitará el monitoreo de la competencia. 
 
Sin embargo, este nuevo sistema representa al mismo tiempo una nueva tarea para las empresas, ya que deberán estar pendientes y poner a sus responsables de asuntos jurídicos a revisar todos los días las solicitudes de nuevas marcas que publique en su Gaceta el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), entidad responsable del mecanismo.

Desde este año, México finalmente dejó de ser uno de los pocos países en donde no existía esta herramienta, fruto de la reforma a la Ley de la Propiedad Industrial (LPI), que aprobó el Congreso de la Unión en mayo de este año y que fue publicada el 1 de junio en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

 
La marca, 30% del valor de una empresa
 
El sistema de oposición de marcas permite que cualquier persona o empresa pueda objetar la solicitud de registro de una nueva marca, cuando exista riesgo de imitación o apropiamiento de una vigente.
 
“Este instrumento es muy importante para los titulares de las marcas, si consideramos el valor que representan los activos intangibles para una empresa”, destacó Eliseo Montiel Cuevas, director de Marcas del IMPI. 
 
La marca puede representar hasta 30% del valor de una empresa, según estimaciones del sector privado representado por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).
 
Eliseo Montiel dice que este mecanismo otorga al IMPI de herramientas legales para inhibir prácticas desleales, por medio de las cuales una persona pretenda apropiarse de un signo distintivo, lo que afecta los derechos del legítimo titular.

 
¿Cómo funciona el sistema de oposición?
 
1. El proceso inicia con la presentación de una solicitud de registro de marca ante el IMPI, a cargo del interesado, un trámite que implica un costo de 2,457 pesos más IVA.
 
2. Una vez entregada la solicitud, el IMPI cuenta con 10 días para publicarla en su Gaceta, cuya periodicidad es diaria, por lo que todos los días aparecen nuevas peticiones de registro de marca.
 
3. A partir de la publicación, correrá el plazo de un mes para que cualquier posible afectado pueda oponerse al registro, sobre todo si considera que su signo distintivo pudiera resultar afectado por el nuevo, ya sea porque se parece o está previamente registrado.
 
José Miguel Mena, director de Servicios Jurídicos de la consultora Clarke Modet, consideró que las unidades de asuntos jurídicos de las empresas o los despachos que contraten deberán revisar a diario la Gaceta del IMPI.

“Una de las recomendaciones es la vigilancia constante, hay software especializados para la vigilancia de registro de marca. Estos cambios buscan crear una cultura de protección industrial y este es un buen momento para que las empresas aprovechen estos instrumentos legales que tienen al alcance para generar mayor protección en sus intangibles”, comentó.
 
4. En caso de que un tercero considere que su insignia resulta afectada deberá presentar la oposición correspondiente, con los argumentos y pruebas necesarias, y pagar 4,331 pesos.

El interesado en obtener la nueva marca contará con un mes para apelar y presentar sus argumentos para que el IMPI deseche la oposición.
 
“Se abre un proceso administrativo sin llegar a ser un juicio legal. Eso es muy importante, porque no se abre un juicio dentro del procedimiento, lo cual fue muy bien pensado por el IMPI. De lo contrario, el tiempo de concesión de un registro pudiera tardar mucho tiempo, volverse muy formalista, como la ley lo es, y como todo juicio, si te abren uno, tu tendrás la posibilidad de apelar, de ampararte, pero afortunadamente no es el caso”, comenta José Miguel Mena.

En este sentido, consideró que es un sistema bastante bien ideado, toda vez que no retrasa el procedimiento de registro de marca, y, además, permite la interacción entre interesados, autoridades y posibles afectados.
 
5. Un beneficio indirecto de este sistema es que las empresas podrán monitorear los proyectos comerciales y estrategias de mercado de su competencia, toda vez que sus solicitudes de marcas deberán ser publicadas en la Gaceta del IMPI.


“Permite tener mayor control, estar detectando no solamente a aquellos titulares que pudieran presentar marcas similares, sino también puedes detectar las marcas que está presentando la competencia, porque se publican en la Gaceta del IMPI. Se puede ver el registro de la solicitud y quién lo hizo, entonces se puede monitorear a la competencia e incluso evitar que se apropie de términos de uso común o términos que pudieran afectar a la competencia leal en la industria”, explica Mena.

 
6. Después de que el IMPI revisa los argumentos presentados por el o los terceros presuntamente afectados, y en el supuesto de que determine que resulta improcedente la oposición, otorgará el registro correspondiente al término de todo el trámite, el cual puede durar en total alrededor de cuatro meses.

Roberto Arochi Escalante, presidente de la Comisión de Propiedad Industrial de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), respalda el sistema de oposición al considerar que otorga mayores herramientas a las empresas para proteger sus activos, además de que se homologan criterios y mecanismos a nivel internacional.

“Tenemos un arma perfecta para los extorsionadores y piratas de este país, definitivamente nos va a dar muchos derechos”, destaca el experto.

 
Aval empresarial
 
Eduardo Orendain, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Tequilera (CNIT), también califica de positivo este mecanismo, toda vez que inyecta certidumbre a la industria nacional y a la inversión.
 
“Hay mucha piratería y este tipo de medidas son muy importantes porque fortalecen la cadena productiva”, dice el empresario.

En esa misma línea de pensamiento, Samuel Gersevich Salnicov, presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canainve), dice que esta medida genera confianza para la ampliación y desarrollo de proyectos productivos, lo que derivará en más y mejores empleos.
 
“En la industria del vestido tenemos medio millón de empleos y queremos crecer, pero necesitamos combatir la piratería”.
 
Según cálculos de la organización International Trademark Association (INTA por acrónimo en inglés), las pérdidas que reportan las empresas en México por falsificación de marcas y robo de propiedad intelectual suman 130,000 millones de pesos (mdp) al año.