5 MINUTOS CON CLAUDIO CASTANHEIRA

1-Cuéntanos un poco acerca de tu carrera profesional. ¿Cuál es tu experiencia en PI?

He pasado la mitad de mi vida profesional trabajando en el entorno de  I+D y la otra mitad en consultoría. Entre 1992-2002 me focalicé en el entorno académico y tecnológico. Y desde 2002 hasta hoy, he trabajado en una compañía líder global en consultoría de gestión y en una otra enfocada en la industria petrolera.

He tenido algunos proyectos relacionados con la Propiedad Intelectual,  evaluando activos intangibles y coordinando la cartera de I&D. Pero esta es la primera vez que trabajo en una empresa de Propiedad Intelectual per se.

Ya trabajé en varios sectores, con 30 o 40 proyectos en varias grandes compañías, que abarcan diversos temas. Especialmente en temas estratégicos, los recursos humanos y las mejoras en la gestión.

 

2-¿Cómo estimas integrar tu experiencia previa a Clarke, Modet & Cº Brasil?

En Clarke, Modet & Cº Brasil los objetivos estratégicos  se alinean totalmente con mi experiencia profesional. El momento actual en el que nos encontramos es la expansión y definición de enfoques estratégicos para proteger los activos intangibles de nuestros clientes, ayudando a las empresas también en decisiones  que preceden a la presentación de solicitudes de patentes y marcas. Este tema es cada vez más estratégico por lo que  es necesario entender bien la estrategia de las empresas y posicionar la propiedad intelectual como un top priority.

 

3-¿Cómo ves de preparada  la cultura brasileña para este cambio estratégico?

En Brasil y otros países de América Latina, necesitamos avanzar en la cultura de la Propiedad Intelectual: cómo defender y monetizar los activos intangibles. Este diálogo debe desarrollarse en la gerencia de la empresa y difundirse a todos los otros niveles.

4-¿Cuáles son los cambios en las prácticas de gestión de la oficina con el nuevo posicionamiento?

Tenemos una nueva forma de organización de nuestros técnicos.  Antes, la empresa se dividía en dos áreas distintas: las marcas y las patentes. Ahora, tenemos dos sectores de acuerdo a su función, la gestión integrada de servicios técnicos (GIS), responsable por los trabajos estratégicos y la gestión de Expediente (GE), que se encarga de la parte administrativa del proceso. También estamos separando servicios transaccionales y estratégicos para satisfacer a los clientes de una manera más excelente, de acuerdo a esta nueva posición. Ahora vamos a crecer aún más esta actividad estratégica. El reto para el próximo año es consolidar estos cambios.