“La empresa privada en Chile debe crear más”

La Directora General de Clarke, Modet & Cº Chile, Carolina del Río, fue la encargada de exponer sobre el gravitante rol de la Propiedad Industrial e Intelectual en el proceso de la Co-Creación en el lanzamiento Gerencia de Valor,  realizado por el Club de la Innovación, que reúne a 64 empresas socias para generar innovación sostenible de alto impacto.

Como antesala de un panel de expertos para abordar  el por qué de la importancia de Co-Crear, junto a 
 Andrés Zalher, Jefe de División de Innovación del  Ministerio de Economía, y Ubaldo Taladriz, gerente general de Exe, empresa chilena que “co-crea” junto a Google for works, Carolina del Río comenzó explicando “que la propiedad industrial es un derecho de propiedad, pero al mismo tiempo es una herramienta que hace que esa propiedad sea intransable”. Acto seguido, advirtió que si “la creatividad no es protegida, deja de ser un valor. El objetivo es permitir lograr acuerdos de colaboración entre las empresas de manera segura”.

Y al asegurar que “la co-creación puede mejorar la eficiencia”,  la abogada citó varios ejemplos concretos de industria colaborativa y luego algunos ejemplos de empresas donde han trabajado activamente universidades y empresas.

Ante la atenta audiencia, después de la exposición de la directora general de Clarke, Modet & Cº Chile, se abrió una interesante conversación. Andrés Zahler reconoció que “en estos temas aún Chile tiene mucho que aprender” y hay un gran desafío en involucrar más al mundo académico, ya que “la gente más dedicada a pensar está en las universidades y no necesariamente en las empresas, a diferencias de países como Australia o Nueva Zelandia”.

Y el ejecutivo de gobierno reconoció que “Chile solo invierte cerca del 0.4% de su PIB en Investigación y Desarrollo, mientras que los países más avanzados de la OCDE es un 2,4%. Por lo que hay mucho que aprender. Y donde está más el desafíos es justamente en las empresas”.

Luego, Carolina del Río remarcó que “es clave el tema de educación, desde niños, para incentivar más la cultura de crear, de ser el propio dueño de tu negocio, que seamos capaces de exportar conocimientos”.  E hizo un llamado a que “las empresas busquen más, que incluyan a las universidades. Si miramos las estadísticas, vemos que de las cerca de tres mil patentes que se presentan en Chile, 500 son de chilenos y 450 de ellas son de universidades. La empresa privada en Chile aún no lo visualiza como una necesidad, debe crear más. Aún hay mucho por hacer”.