Tras el resultado del referéndum del día 24 en Reino Unido, a favor de la salida de la Unión Europea se abre un nuevo horizonte desconocido hasta ahora en el panorama de esta Institución.

En el área de Propiedad Industrial e intelectual los países pertenecientes a la Unión Europea comparten y se ven afectados directamente por figuras como la Patente Europea, la Marca de la Unión Europea, el Diseño Comunitario, el Registro Europeo de Variedades Vegetales o el mismo Nombre de Domino .eu. Dichas figuras conviven en un sistema judicial europeo, y se ven muy influenciadas por procesos como los Certificados Complementaros de Protección (CCP) o las directivas de Propiedad Intelectual. Adicionalmente, los países miembros están actualmente embarcados en proyectos de gran transcendencia como la trasposición de la Directiva sobre el Secreto Empresarial (aprobada apenas hace 28 días) o la misma Patente Unitaria.

 

Ahora se inicia un proceso de negociación y ajuste del sistema donde se abren múltiples posibilidades, entre otras por ejemplo, que el Reino Unido decida abandonar la Unión Europea definitivamente u opte por mantenerse en el Área Económica Europea (“la vía noruega”). Por lo que ante un escenario tan abierto es importante no precipitarse y estar atentos a los acontecimientos.

 

En líneas generales lo que parece más claro es que en principio:

1.- No debería afectar a la pertenencia del Reino Unido al Convenio Europeo de Patentes (Patente Europea).

2.- Las figuras nacionales del Reino Unido que se basan o están influenciados en directivas europeas (Propiedad Intelectual, certificados complementarios de protección,... ) no deberían verse afectadas, aunque a largo plazo pueden presentar problemas de coordinación con las directrices que decida seguir la Unión Europea.

3.- Las figuras comunitarias como la Marca de la Unión Europea, el Diseño Comunitario o el Registro Comunitario de Variedades Vegetales podrían no continuar en el Reino Unido, debiéndose establecer un proceso de transición para los mismos.

4.-Los proyectos futuros como la Patente Unitaria o la trasposición de la directiva del Secreto Empresarial se ven seriamente amenazados.
 

Ante el nuevo amplio horizonte que se nos presenta y respondiendo a las numerosas cuestiones que en estas semanas se nos han planteado, desde hace unos meses en Clarke, Modet & Cº se creó un grupo de especialistas en cada una de las figuras de Propiedad Industrial e Intelectual de ámbito europeo (Comité de Expertos para Asuntos Europeos) que ha seguido especialmente todo este proceso y está listo para dar una respuesta coordinada y con una visión global a cada uno de las dudas que nos deseen plantear. 

Estaremos a su entera disposición.