La Oficina Colombiana de Patentes, en un esfuerzo por mejorar sus servicios y por aumentar el número de solicitudes de patente de solicitantes nacionales ha llevado a cabo diferentes acciones que resultan de interés para las empresas y/o personas naturales que buscan obtener protección mediante patente en Colombia.

Dentro de los avances significativos está la firma de un programa piloto para el procedimiento acelerado de examen de patentes (PPH) con la Oficina de Corea del Sur (KIPO), el cual entró en vigor el pasado 01 de febrero de 2016. Este programa piloto hace parte de del grupo de oficinas con las cuales ya se han firmado programas de este tipo, tales como la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos de América (USPTO) desde 2012, la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), desde 2013 y la Oficina de Patentes de Japón (JPO) desde el 2014.

A este programa piloto de PPH firmado con la KIPO se esperan sumar otros, en particular con la Oficina Europea de Patentes y la Alianza del Pacífico, según ha informado la Oficina Colombiana de Patentes recientemente.

Otro de los avances relevantes es la expedición de la Resolución No. 3719 del pasado 02 de febrero de 2016, mediante la cual la Oficina de Patentes de Colombia regula la presentación de solicitudes divisionales, la conversión de solicitudes de patente de invención a modelo de utilidad, la fusión de solicitudes y la posibilidad de realizar hasta 3 exámenes de patentabilidad para una solicitud, supeditado a que no se exceda el plazo de 18 meses contados desde la publicación de la misma en la Gaceta Oficial. Como puntos importantes de esta Resolución se encuentran los siguientes: i) la posibilidad de presentar solicitudes divisionales hasta que se profiera una decisión final, siempre y cuando dichas divisionales se realicen a partir de la solicitud madre, se pague la tasa por la presentación y el examen y correspondan a una división literal de la materia inicial, permitiendo modificar con posterioridad si se paga la tasa por modificación voluntaria respectiva y ii) en caso de que se desee un nuevo examen sobre las reivindicaciones modificadas (dentro de los 18 meses mencionados), debe pagarse nuevamente la tasa por examen de patentabilidad junto con la respuesta al oficio de fondo.

Lo anterior es importante por cuanto anteriormente no se aceptaban solicitudes divisionales que fuesen presentadas por iniciativa del solicitante (solamente en respuesta a una sugerencia por parte del examinador en el examen de fondo) y porque se estaba expidiendo un único examen de patentabilidad.

Adicionalmente, debe tenerse en cuenta la práctica adoptada por la Oficina de Patentes a mediados del 2015 y según la cual, el examen de forma se extiende más allá del estudio de los documentos, realizando un primer acercamiento a la claridad, concisión, soporte, excepciones a la patentabilidad y unidad de invención a priori del pliego reivindicatorio. Esto ha permitido preparar el pliego reivindicatorio para el estudio de fondo, dando una oportunidad adicional al solicitante de que adapte el texto del mismo a la legislación actual y se estudie la patentabilidad de aquella materia de mayor interés. También ha permitido que los solicitantes nacionales que no contaron con una asesoría completa antes de la presentación de la solicitud, revisen la posibilidad de permitir su abandono por la no respuesta (toda vez que no se ha publicado la solicitud), a fin de corregir el texto y presentar una nueva solicitud.

Otro aspecto importante de los últimos avances es la reducción en las tasas de presentación de solicitudes y en los tiempos de decisión. De acuerdo con estadísticas de la Oficina Colombiana de Patentes, el estudio de una solicitud de patente toma actualmente en promedio 22 meses, en contraste con un promedio de 62 meses para el periodo 2000-2012.

Las medidas que ha venido tomando la Oficina de Patentes Colombia se reflejan en las estadísticas de aumento de solicitudes de patente en Colombia. En el año 2015 se presentó un total de 2242 solicitudes contra un total de 2205 en el año 2014. Igualmente, se observa la respuesta al esfuerzo por el aumento de solicitudes nacionales, ya que en el 2015 se presentó un total de 321 solicitudes por parte de solicitantes nacionales versus 280 presentadas en el año 2014.

Las tendencias muestran un interés por parte de la Oficina en el aumento de solicitudes en general, facilitando el trámite y ofreciendo mayores oportunidades de defender la patentabilidad, además de una fuerte cooperación entre oficinas, tomando en cuenta los estudios internacionales mediante los programas de PPH. Estas tendencias muestran la importancia que la protección de invenciones ha sido adquiriendo en los últimos años en nuestro país.