La cooperación técnico-militar entre Perú y Rusia se basa actualmente en el “Convenio entre el Gobierno de la República del Perú y el Gobierno de la Federación de Rusia sobre la cooperación técnico-militar”, suscrito en el año 2004 y vigente desde el 2007.

Con este Convenio se logró establecer y definir las reglas para la cooperación técnico-militar entre las partes, que ya venía en crecimiento desde unas décadas atrás.

Para ello se creó una Comisión Intergubernamental Peruano-Rusa, como espacio para concertar y articular las políticas, estrategias y acciones necesarias en el marco de este Convenio.

Como parte de ellas, y en virtud de lo señalado en los artículos 5 y 6 del Convenio, la Comisión Intergubernamental tenía el compromiso de implementar los mecanismos de protección mutua de la información confidencial y de la propiedad intelectual involucrada en este ámbito de cooperación bilateral.

Así, el 29 de diciembre de 2015 entró en vigencia el “Acuerdo entre el Gobierno de la República del Perú y el Gobierno de la Federación de Rusia sobre la protección mutua de la propiedad intelectual en el curso de la cooperación bilateral técnico-militar”, suscrito el 2 de diciembre de 2013, con el que se busca cubrir la necesidad de coordinar los esfuerzos y tomar las medidas eficaces para prevenir y reprimir infracciones durante el uso de la propiedad intelectual en el curso de la cooperación bilateral técnico-militar.

Para ello, el Acuerdo ha implementado una adecuada regulación sobre el suministro de productos de uso militar; la transferencia de licencias y tecnologías, incluida la capacitación de personal; la realización de trabajos de investigación científica y diseño experimental; la protección de la información; la protección de la propiedad intelectual; entre otros. Todo ello bajo el sistema de compensaciones industriales Offset.

Gracias a estos esfuerzos conjuntos, se consolida y fortalece la cooperación técnico-militar que existe entre Perú y Rusia desde hace más de cuatro décadas, lo cual fomenta un mayor crecimiento en el intercambio comercial bilateral, y respalda los proyectos que actualmente tienen las empresas rusas en Perú, como la venta de flotas de helicópteros para la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo en la selva peruana; la instalación de un centro de reparación, mantenimiento y ensamblaje de helicópteros rusos este año en Arequipa.

Con el fortalecimiento de la cooperación bilateral en el ámbito técnico militar ambos países se verán beneficiados. Por un lado, Rusia logra cada vez una mayor integración con el Perú, que le resulta bastante atractivo por su gran potencial de desarrollo y en constante crecimiento económico, permitiéndole además que sus productos de uso militar tengan una mayor presencia en el mercado latinoamericano. Por su parte, el Perú tiene como aliado estratégico a una potencia en la fabricación y exportación de productos de uso militar, lo cual abre una puerta para el inicio de una etapa de modernización en materia de defensa y seguridad del Perú en el plano internacional.