Vía El Mercurio

Existen al menos 14 bacterias que son capaces de oxidar el cobre; es decir, captan sus impurezas y descartan el mineral puro, lo que es un regalo de la naturaleza para la actividad minera. Por eso este proceso, conocido como biolixiviación, ha comenzado a emplearse como una alternativa menos invasiva ambientalmente que las tradicionales para obtener minerales como el cobre.

 

¿Cómo funciona?: las pilas de mineral se riegan con soluciones químicas enriquecidas con bacterias y otros microorganismos. El líquido penetra el interior de la ruma de mineral. Con el tiempo las bacterias disuelven el hierro y azufre y liberan el cobre en forma soluble, el que luego pasa a las plantas tradicionales, donde se extrae por solventes y luego se fija a planchas de cobre, los llamados cátodos.

 

(...)

 

La empresa BioSigma, creada hace 13 años por Codelco y Nippon Mining para explotar el potencial de esta tecnología, ha generado más de 160 solicitudes de patentes en Chile y el exterior a partir de sus investigaciones sobre microorganismos, sistemas de producción y de inoculación en pilas y botaderos.

 

Lee la noticia completa aquí