Considerando factores tales como la constante globalización, el incremento en la comercialización de productos y servicios no solo en el país de origen sino a nivel mundial y la promoción de los mismos a través de internet, vemos como cada vez surgen mas situaciones y conflictos entre el uso de las nuevas tecnologías y los derechos de propiedad intelectual, como es la violación de los derechos de registro marcario por medio de los nombres de dominio.

Al respecto, cabe señalar que las direcciones de internet, representadas por las siglas (o abreviaturas genéricas) que identifican entre otras cosas servicios, entidades o actividades tales como .com, .net, .org, .edu y .gov entre otras, se han convertido en la red como identificadores de la prestación de servicios y comercialización de productos alrededor del mundo, abriendo un espacio cada vez más amplio al cibercomercio (e-commerce y e-business).

Sin embargo, otras creaciones intelectuales y derechos protegidos como los registros de marca, se han visto vulnerados por los ya mencionados identificadores de sitios web, forjando así conflictos entre los mismos y generándose una evidente crisis del sistema marcario debido a la territorialidad del mismo y la cobertura global de los nombres de dominio.

Como consecuencia de lo anterior, se llegó al establecimiento de un procedimiento efectivo y expedito que protege las creaciones intelectuales, mediante el cual en casos de mala fe, registro abusivo (nombre idéntico o engañosamente similar, falta de derecho legítimo sobre el dominio, utilización de mala fe) o que constituyan ciber ocupación por parte del solicitante del registro de dominio, el titular de la marca puede iniciar un procedimiento administrativo en cualquier momento con el fin de hacer valer su derecho.

Por lo anterior, podemos concluir que en los eventos de conflictos entre un registro de nombre de dominio y un registro de marca previo, prevalece el derecho con el que cuenta el titular del registro de la marca tal y como se ha demostrado en los casos colombianos de Bancolombia.com, casaeditorialeltiempo.com y trasmilenio.com entre otros.