Vía El Mercurio

El poder de las masas es tal que muchas veces las empresas deben echar pie atrás con sus decisiones. 

"Nuestro look está evolucionando de la mano con nuestros clientes", publicó el mayor operador de telefonía móvil de Estados Unidos, Verizon Wireless, en su cuenta de Twitter. Esto, con el fin de dar a conocer el nuevo diseño de su logo la semana pasada y la respuesta del público, a través de las redes sociales, fue tremendamente negativa.

Pero esta no es la única experiencia. Día a día cientos de miles de empresas están renovándose una y otra vez. Sin embargo, las decisiones que toman y los cambios que ejecutan no siempre son bien recibidos por el consumidor. Es así como incluso grandes empresas que llevan casi 50 años en el rubro, optan por darle en el gusto al poder de las masas.

Este es el caso de Gap, por ejemplo. La gran empresa textil estadounidense lanzó en octubre de 2010 su nueva imagen. Sin embargo, la respuesta fue tan negativa de parte de los consumidores que la marca decidió regresar a su diseño original.

Lee la noticia completa