Vía El Mercurio

Luego de un año y medio de haber sido postulado ante el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (Inapi) para obtener el reconocimiento como Indicación Geográfica (I.G.), el maíz lluteño recibirá hoy esa categoría, con lo que se transformará en el primer producto de la Región de Arica y Parinacota en obtener su Sello de Origen, y en el 15° a nivel nacional.

Este maíz se caracteriza por ser dulce, por tener granos blanquecinos y grandes, y por su textura harinosa, que lo diferencian de otros producidos en Chile, debido a que se cultiva en una de las zonas más áridas del mundo, en el valle de Lluta, condición que ha permitido que sus mecanismos de adaptación fisiológica toleren el exceso de salinidad de los suelos y, con ello, que puedan sintetizar sustancias biológicas en altos niveles.

 

"Esperamos que el otorgamiento del Sello de Origen contribuya al rescate de la cultura local, facilite el reconocimiento e incremente la demanda por este producto, e incentive el establecimiento de nuevas rutas turísticas en la región", recalca el director de Inapi, Maximiliano Santa Cruz.