Vía Diario Financiero

Chile ha avanzado a paso firme en materia de propiedad intelectual, y las universidades poco a poco se han ido subiendo a esta tendencia.

Desde su puesta en marcha a inicios de 2009, el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (Inapi) ha recibido 3.178 solicitudes de patentes por parte de residentes en Chile, 409 de las cuales provienen de universidades. 

 

Adicionalmente, desde que entró en operación el 22 de octubre del año pasado como autoridad de búsqueda y examen preliminar internacional (ISA/IPEA en inglés) en el marco del Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT), ya ha recibido 75 solicitudes de búsqueda y examen preliminar para patentar en el extranjero, 26 de ellas de universidades.

 

Su director nacional, Maximiliano Santa Cruz, señala que para esto ha sido clave la creación de Vicerrectorías de Investigación y Desarrollo al interior de las casas de estudios y Oficinas de Transferencia y Licenciamiento (OTL), las cuales se encargan de administrar las políticas de propiedad intelectual y detectar innovación transferible a la sociedad.

 

Desde Corfo señalan que actualmente existen 22 OTL en Chile y que la institución ya ha lanzado dos concursos para su fortalecimiento, destinándoles cerca de $4.250 millones. El primero corresponde al período 2011-2013, en el cual apoyaron 21 OTL (15 recibieron subsidio independiente y 6 colaborativo), y el segundo comprende desde 2014 a 2016, apoyando a 15 OTL de forma individual.

 

Por otro lado, Inapi también ha hecho promoción de estos instrumentos, y ha firmado convenios con casas de estudios y la Red Universitaria Nacional (Reuna) para hacer capacitaciones y actividades. Además, fijó tasas preferenciales de US$ 300 para sus servicios de ISA/IPEA a casas de estudios, siendo una de las más bajas del mundo.

 

"Todo esto las ha llevado a aumentar considerablemente sus solicitudes de patente en el último tiempo, pasando de 63 en 2013 a 115 en 2014", destaca Santa Cruz.

 

 

Los líderes

 

Las universidades que más solicitudes de patente presentaron a Inapi durante 2014 fueron la de Concepción (27), la de Santiago (23), la Católica (21) y la de Chile (19), representando en conjunto más del 78% del total.

 

El año pasado la Universidad de Concepción presentó siete solicitudes en el extranjero, alcanzando un total de 31 solicitudes en trámite en otros países más 14 concedidas, y 106 en trámite en Chile más 68 concedidas. 

 

En ese sentido, su Jefa de Propiedad Intelectual, Ximena Sepúlveda, señala que ha sido clave la creación de una política clara y justa en materia de propiedad intelectual, la cual están actualizando según estándares internacionales. "Ésta fija reglas de titularidad y crea incentivos para los inventores", apunta.

 

En tanto, el director de Transferencia y Desarrollo de la UC, Álvaro Ossa, cuenta que la casa de estudios ha hecho un trabajo intensivo de patentamiento en el extranjero, presentando 64 solicitudes durante 2014 lo que los lleva a tener un total de 214 solicitudes extranjeras y 118 nacionales.

 

El experto cuenta que tienen como meta triplicar las solicitudes al 2020, para lo que se encuentran trabajando fuertemente en materia de difusión y capacitación; han definido incentivos para el desarrollo, protección y transferencia de la propiedad intelectual; y se realizan concursos anuales para financiar e impulsar esta actividad, entre otras cosas.

 

Por su parte, la Universidad de Santiago tiene 173 solicitudes (36 fuera del país) y 60 concedidas (29 en Chile y 31 en el extranjero), y tiene como meta para este año al menos generar un par de nuevos emprendimientos, apunta su director de Transferencia Tecnológica, Luis Magne.

 

El experto apunta que los mayores desafíos en materia de patente lo tienen las casas de estudio que no poseen tradición en investigación tecnológica, pero que de alguna manera la hacen y pierden oportunidades de proteger adecuadamente sus desarrollos. "Se debe divulgar y transferir el know how desarrollado por las universidades que han tenido la oportunidad de generar este conocimiento y ayudar a las que aún no lo tienen", apunta, señalando que los procesos, procedimientos, reglamentos y manuales de estás pueden ser transferidos y ajustados las condiciones particulares de quien los necesite.