Vía El Mercurio

El debate suele sacar ronchas, pero al parecer juventud e innovación están bastante relacionadas. Un reciente estudio de Harvard Business Review, que analizó a los miembros de "The Billion Dollar Startup Club" -el exclusivo grupo de startups que han sido avaluadas en más de US$ 1.000 millones y que incluye a empresas como Uber, Snapchat y Pinterest- determinó que sus fundadores tenían, en promedio, 31 años cuando las crearon.

Y esa cifra parece estar en relación con el escenario chileno. Al menos así queda de manifiesto según los datos del estudio "Perfil del innovador chileno" que realizó Avonni en conjunto con la Plataforma de Emprendimiento e Innovación de la Universidad Diego Portales (PLEINudp). Según los datos que se pudieron recoger de las postulaciones al Premio Nacional de Innovación Avonni desde 2008 a 2014, el 22,1% de los innovadores chilenos tiene entre 31 y 35 años, seguido muy de cerca por los que oscilan entre los 26 y 30 años, que representan un 19,3%.

 

Asimismo, el estudio también muestra que la gran mayoría de los innovadores chilenos provienen de la Región Metropolitana (77%), seguidos a mucha distancia por las regiones del Biobío y de Valparaíso, con un 6% y 5%, respectivamente.

 

Los ganadores

 

El estudio, que será presentado el próximo 15 de abril en el lanzamiento de la convocatoria 2015 para los premios Avonni también revela que el 82% de las innovaciones gestadas en Chile nacen con intención de expandir sus proyectos a mercados internacionales. En este sentido, cuando se consideran solo los datos de los ganadores, estos muestran que el 58% de ellos ya ha exportado su iniciativa a otros países y que un 93% de las innovaciones ganadoras tiene planes de expansión internacional. "En el estudio vemos con entusiasmo que el perfil del innovador en Chile cumple de alguna manera con el "check list" de lo que se viene hablando de innovación a nivel mundial, es decir, nuestros procesos están muy alineados con el modelo internacional. Una de estas características que rescata el estudio es que las empresas chilenas generan innovaciones con mirada global", comenta Isidora Undurraga, directora ejecutiva del Premio Avonni, quien también hace hincapié en que los datos barren con el mito de que el innovador es una persona que trabaja "aislada" en un laboratorio. "De acuerdo a la encuesta aplicada a los ganadores, ellos mismos señalan que son personas amigables, cercanas, sociables, vinculadas y conectadas al mundo real. El estudio nos habla de la valoración que hace el innovador de las redes", apunta.

 

Por su parte, José Ignacio Rojas, director ejecutivo de PLEINudp dice que los datos reflejan que las innovaciones ganadoras se dan generalmente en empresas nuevas, por lo que aún es un gran desafío aumentar la innovación intraempresarial en compañías con mayor tiempo en el mercado. El investigador también agrega: "Se ve una clara tendencia a que los ganadores Avonni tuvieron previamente el respaldo de una organización experta en innovación en términos de validación como premios obtenidos a través de concursos y obtención de fondos de inversión".

 

Fuente: El Mercurio