Mantener actualizada la dirección de su empresa en los registros marcarios es más importante de lo que parece, ya que la Oficina de Marcas se encuentra facultada para enviar la notificación sobre una acción de cancelación directamente a la dirección que aparezca en el registro marcario.

Lo anterior, dado a que la decisión 486 de 2000 de la Comunidad Andina de Naciones, establece en su artículo 170 que “Recibida una solicitud de cancelación, la oficina nacional competente notificará al titular de marca registrada para que dentro del plazo de sesenta días hábiles contados a partir de la notificación, haga valer los alegatos y las pruebas que estime convenientes.”

La Oficina de Marcas, ha interpretado este artículo de la Comunidad Andina en conjunto con nuestra legislación interna, en el sentido que la notificación debe hacerse por correo certificado a la dirección que aparezca en el registro marcario. Esta regla aplica especialmente para aquellos casos en los cuales reposa un poder especial en el expediente, y en el que no se especifica de manera expresa la facultad que tiene el apoderado para recibir notificaciones sobre una acción de cancelación. Dicha notificación debe ser dirigida a quien aparezca como representante legal de la sociedad. 

Es por esta razón, que la Oficina de marcas ha encaminado sus esfuerzos  obligando a los titulares de los registros marcarios a actualizar e inscribir la dirección al momento de renovar sus marcas. 

Así las cosas, si no se actualiza la nueva dirección, se corre el gran riesgo de que el titular de una marca nunca se entere que un tercer interesado en uno de sus registros, esté intentando cancelarlo. Se añade, que la carga de la prueba sobre el uso de la marca se encuentra en cabeza del titular de la misma, lo que conlleva a que la no contestación de la acción de cancelación concluya con la cancelación total del registro de la marca por no haberse aportado las pruebas de uso de la misma.

En conclusión, no se debe arriesgar la defensa de los derechos sobre una marca por evitarse un trámite rápido y de bajo costo.

Actualmente, un cambio de dirección ante la Oficina de Marcas puede presentarse, con una buena asesoría y la simple declaración del cambio, sin tener que aportar documento alguno; en menos de un mes, tendrá inscrito el cambio de dirección asegurando que las notificaciones de la Oficina de Marcas se realicen de forma debida al lugar en donde se tiene la garantía que se pueden recibir.