Vía El Mercurio

La meta de Disney es que los personajes de la cuarta entrega de "Toy Story", que se estrenará en junio de 2017, logren un grado de realismo nunca antes visto en el cine.

Para conseguirlo, el estudio está trabajando de la mano de Disney Research, el laboratorio de investigación y desarrollo (I+D) de la compañía, quienes crearon un sistema que captura fotográficamente nueve miradas de personas al mismo tiempo.

El resultado es muy realista, ya que incluye las venas, las secciones grumosas de la córnea o las marcas que definen el iris. Luego se comparan las nueve imágenes para ver cómo se dilatan los ojos y buscar las diferencias entre ellos.

Esos datos después se utilizan para crear una mirada más humana en los personajes animados de la cinta.

Otra de las innovaciones que se verán pronto es la que tiene que ver con la "internet de la cosas". Esto, porque sus investigaciones avanzan para transformar los productos de consumo en interfaces de comunicación interactiva sin cables, gracias a la luz visible que se utiliza para transmitir datos.

Así, los LED de los autos de juguete o los disfraces de princesa se utilizarán como sensores ambientales que harán posible el intercambio de información.

La firma también trabaja en una máquina que crea globos con la forma de cualquier figura y en un robot que dibuja en la playa.