Hace poco que María José Romero García de Paredes publicó su libro "El impacto económico de la innovación: 10 razones para innovar" basado en su tesis doctoral "El Impacto económico de la innovación en las empresas andaluzas". Su experiencia profesional siempre ha estado ligada a la I+D+I, la transferencia de tecnología y la evaluación. Hoy nos habla sobre su estudio de la innovación y las razones por las que innovar.

1. ¿Podría explicarnos qué es la Propiedad Industrial e Intelectual y qué papel juega con respecto a la I+D+i?

El término Propiedad Industrial e Intelectual es una diferenciación que hacemos en España. Son derechos que concede el Estado a las personas físicas y/o jurídicas que impiden que se haga uso de una invención industrial (en el caso de la Propiedad Industrial) o de una creación de autor (en el de la Propiedad Intelectual) durante un periodo de tiempo y en un país o conjuntos de países concretos.

La I+D+I está relacionada y protegida por ambas. La Propiedad Intelectual protege la autoría del conocimiento que genera la I+D+I y que podemos difundir a través de libros, conferencias, etc. La Propiedad Industrial protege tanto la inversión realizada por la empresa en I+D+I (que sólo si el proceso innovador tiene éxito se traduce en innovaciones tecnológicas) como la ventaja competitiva que genera el nuevo producto introducido en el mercado, todo ello gracias a la protección que la patente o modelo de utilidad genera al impedir que los competidores puedan copiar nuestro producto.

2. Su libro habla sobre el impacto económico de la innovación ¿podría explicarnos en qué se ha basado su estudio?

El libro es un ensayo basado en mi tesis doctoral que ha puesto de manifiesto que las principales encuestas de fuentes estadísticas oficiales de innovación (regionales, nacionales y europeas) se centran exclusivamente en el proceso de innovación de las empresas y no resuelven preguntas sobre otros aspectos como pueden ser los rendimientos y resultados de la empresa.

Para solucionar este problema desarrollamos una novedosa metodología que integraba datos oficiales a nivel de empresa de innovación procedentes de encuestas (Encuesta de Innovación Tecnológica) y datos económicos pertenecientes a fuentes administrativas (Central de Balances).

Los resultados obtenidos permitieron corroborar que la metodología de investigación no sólo era extrapolable a otros países y campos de estudio sino que generaba como valor añadido una ‘nueva información estadística’ procedente de organismos estadísticos oficiales que permitían responder a cuestiones de interés estratégico para las regiones.

3. Las innovaciones proporcionan ventajas competitivas a la empresa que se traducen en rentabilidad, ¿es así?

Efectivamente, la innovación genera una ‘ventaja competitiva’ que tiene como consecuencia un ‘rendimiento económico’ positivo para la empresa. Esta situación es debida a que, durante el periodo de tiempo que va desde que se innova hasta que se es copiado por los competidores y desaparece la novedad, la empresa consigue diferenciarse de sus competidores y logra con ello una ventajosa posición que se traduce en mayores ventas, mayores beneficios, etc.

4. ¿Cuáles son las características de la empresa innovadora?

Las empresas innovadoras, según los resultados que hemos obtenido en uno de nuestros estudios realizados, se caracterizan por ser más propensas a solicitar patentes para proteger sus invenciones/innovaciones, a contar con personal doctor dedicado a actividades de I+D interna, a recibir apoyo financiero público para actividades de innovación así como a la internacionalización de sus mercados.

5. El concepto de I+D+i, ¿podría definirlo?

Antes de contestarte a esta pregunta permíteme que recordemos qué entienden por I+D+I los organismos oficiales que suministran estos datos, porque cuando hablamos de este término implícitamente estamos haciendo referencia a la definición que ellos utilizan.

La I+D+I, a pesar de su nomenclatura, no es la suma de la I+D y la Innovación. Cuando se habla de I+D+I se está haciendo referencia a lo que el Instituto Nacional de Estadística (INE) en su Encuesta de Innovación Tecnológica denomina ‘actividades para la innovación tecnológica’, es decir, al conjunto de actividades que conducen a la innovación y en base a las cuales la innovación se mide. Por tanto, la I+D+I incluye la I+D llevada a cabo por la propia empresa (I+D interna) o comprada a terceros (I+D externa), la compra de maquinaria, de equipos, hardware o software avanzados y conocimientos externos para la innovación, así como la formación, la introducción de innovaciones en el mercado, el diseño y los preparativos para producción y/o distribución.

6. Innovación Abierta, Open Innovation, ¿qué es exactamente?

Es un concepto acuñado en 2003 que considera la innovación como un sistema abierto en el que se combina el conocimiento interno con el conocimiento externo, y que promueve la apertura de la empresa ante cualquier buena idea con independencia de su origen.

El concepto de innovación ha ido evolucionando a lo largo de los años incorporando conceptos que antes no se contemplaban en su definición. Tradicionalmente se creía que la innovación seguía un modelo lineal que comenzaba con la investigación y que tras una fase de desarrollo tecnológico llegaba al mercado convertida en una innovación. Actualmente sabemos que la innovación puede ser alcanzada por múltiples vías. Muestra de ello es el hecho de que existen empresas innovadoras que no investigan o desarrollan por sí misma sino que compran o copian tecnologías de terceros, adquieren conocimientos de terceros, etc.

7. ¿La innovación está ligada siempre a la tecnología?

No, no siempre. Las innovaciones pueden ser tecnológicas o no tecnológicas.
Las innovaciones tecnológicas están asociadas a productos y/o procesos nuevos o significativamente mejorados, mientras que las innovaciones no tecnológicas están relacionadas con nuevos métodos de comercialización o nuevos métodos de organización.

8. Innovación en las Universidades, ¿en qué consiste?

Las Universidades han adquirido un papel estratégico en la transformación del sistema productivo hacia el conocimiento y la innovación.

El actual proceso de modernización en el que está inmersa la Universidad es una clara muestra de innovación no tecnológica en la institución asimismo los resultados logrados en la realización de actividades de I+D, por de su personal docente e investigador, son claras muestras de innovaciones tecnológicas.

9. ¿Por qué deben patentar las universidades?

Las Universidades, al igual que cualquier otra organización que desarrolle invenciones patentables, debe patentar para poder proteger su invención/innovación frente a terceros, recuperar la inversión realizada en I+D+I y obtener beneficios con la explotación o licencia de la innovación.

Además, en el caso de las Universidades, los investigadores adquieren un doble reconocimiento: académico como inventores de su invención y, económico a través de los beneficios que obtienen de la explotación o licencia de su descubrimiento.

10. Aunque en su ensayo nos da 10 razones por las que innovar, ¿podría citarnos tres?

La primera y principal razón por la que innovar es que las innovaciones (tanto tecnológicas como no tecnológicas) se traducen en mayores ventas y mayores beneficios para la empresa. Las innovaciones permiten a las empresas diferenciarse de sus competidores. Esta diferenciación le otorga a la empresa una ventaja competitiva que le concede en una posición ventajosa (durante el periodo de tiempo que va desde que se innova hasta que se es copiado por los competidores y desaparece la novedad) que se traduce en mayores ventas, mayores beneficios, etc.
La segunda razón, está relacionada con el personal. El personal es un recurso imprescindible para que la empresa logre sus objetivos y, si éste es un personal muy cualificado como es el caso del personal doctor, no sólo facilita la realización de actividades de I+D+I y su continuidad en el tiempo sino que por un lado proporciona a la empresa una ventaja competitiva (a través de la diferenciación) y, por otro lado una vía de protección del conocimiento (en la línea del secreto empresarial) que genera mayores cuotas de mercado y crecimiento de las ventas.

La tercera y última razón está relacionada con el derecho que le confiere a la empresa la protección que le ofrece la patente en el tiempo y el espacio. La patente como derecho que es, impide que un tercero haga uso sin permiso de una innovación tecnológica y, en nuestra tesis además hemos podido comprobar que la solicitud de patentes para proteger invenciones/innovaciones tiene una relación positiva con el crecimiento de las ventas. Por lo que, dado que gran parte de las patentes se refieren a nuevos productos, es razonable pensar que las empresas que más patentes solicitan sean también las que más productos nuevos introducen en el mercado, y por consiguiente las que logren aumentar de ventas.

11. Horizonte 2020, ¿dará más oportunidades a la innovación?

Sí, seguro. Por primera vez un programa de financiación europeo contempla conjuntamente el binomio investigación-innovación e integra todas las fases del proceso que lleva la investigación al mercado.

12. ¿Qué es un intraemprendedor?

Es un emprendedor que trabaja por cuenta ajena. Es la joya de la corona para una empresa que valore el personal como uno de los recursos más importantes en su organización.

Las instituciones necesitan mirar hacia dentro y poner en valor a su personal en general y, en particular a sus trabajadores proactivos. La razón de esta necesidad se explica por los beneficios que pueden obtener las empresas con mejoras propuestas por los intraemprendedores: no olvidemos que inventos como el post-it tuvieron su origen en intraemprendedores que fueron escuchados por sus jefes.

Deberíamos preguntarnos si están preparadas las organizaciones para poner en valor a su personal intraemprendedor.

13. Internacionalización y la I+D, ¿qué relación hay entre ellas?

Ambas están muy relacionadas.

En la tesis doctoral se ha podido corroborar la importancia de esta relación y llegar a la conclusión de que las políticas públicas de financiación de la I+D+I deberían ir asociadas a procesos de internacionalización de las empresas y de cooperación con terceros. Además, se ha demostrado que la internacionalización permite alcanzar no sólo mayores rendimientos económicos y cuotas de mercado, sino realizar actividades de I+D+I que confieran ventajas competitivas a las empresas en lo que se refiere a las diferenciación de competidores reales y potenciales.

14. ¿Qué futuro tiene la I+D en Andalucía, en España?

Es el futuro para cambiar el actual modelo productivo.

Si queremos lograr un nuevo modelo de crecimiento basado en la ciencia, la tecnología y la innovación debemos invertir en I+D. Las innovaciones tecnológicas han permitido a lo largo de historia los cambios de modelos productivos. Sólo tenemos que fijarnos en las Revoluciones industriales acaecidas a lo largo de la historia para constatar esta realidad, vamos hacía una nueva Revolución Industrial ‘verde’ y digital.