Si estás pensando en registrar tu marca y tienes dudas sobre si hacerlo mediante la vía nacional o internacional, aquí explico algunas de las ventajas que presenta el registro a nivel internacional con respecto al nacional:

  • Presentación de las marcas: Es más caro presentar marcas nacionales que una marca internacional. Cuando se solicitan varias marcas nacionales, los costes son considerablemente más altos que el coste para una marca internacional que designa a los mismos países.
  • Ámbito de protección: la protección conferida por el registro nacional e internacional es exactamente el mismo.
  • Mayor control de la cartera de marcas: El registro y mantenimiento de un registro internacional puede ser manejado íntegramente por Clarke, Modet & Cº sin la participación de corresponsales en los países designados. Las únicas excepciones son las designaciones que sufren una denegación provisional durante el examen. Esto hace posible el control de la situación a tiempo real de cada uno de los países designados mediante una base de datos “on-line” de la OMPI, en lugar de enviar una consulta a cada corresponsal. Sólo hay una fecha límite de renovación para todos los países designados, en lugar de tener que hacer el seguimiento de múltiples plazos nacionales monitoreados por un corresponsal diferente en cada país.
  • Descripciones de los productos / servicios específicos para cada país designado: Cuando se solicita una marca internacional se puede restringir el enunciado de productos o servicios país por país como se desee, a fin de cumplir con las exigencias locales. Una solicitud internacional debe basarse en una solicitud / registro en el país de origen. Dado que tanto la Oficina de marcas española como la comunitaria aceptan descripciones muy amplias, por lo general utilizamos el enunciado más amplio de la solicitud / registro de base y en la solicitud internacional incluimos los enunciados específicos restringidos para países como los E.E.U.U. que requieren mayor detalle.
  • Renovaciones: Al renovar la marca internacional sólo se tiene que presentar una solicitud de renovación en lugar de una solicitud de renovación independiente en cada país (es posible renovar parcialmente la marca internacional sólo para algunos de los países designados). Obviamente, para renovar una marca, la marca Internacional es mucho más rentable que la renovación de varias marcas nacionales.
  • Transferencias/licencias: Los cambios en la titularidad de un registro internacional pueden registrarse con facilidad en todos o parte de los países designados mediante la presentación de un formulario de solicitud que se ejecuta con pocas formalidades. Lo mismo aplica para las licencias. Inscribir el cambio de titularidad de un registro nacional en algún momento puede costar tanto como la presentación de una nueva solicitud y este coste se multiplica por el número de países involucrados. La diferencia de costes entre el sistema internacional y el nacional es consecuentemente notoria.
  • Los países comercialmente más importantes del mundo son miembros del sistema internacional de marcas.