Para alcanzar la recuperación y el crecimiento sostenible de una economía competitiva, la Unión Europea ha puesto en marcha una serie de iniciativas, entre la que destacamos Horizonte 2020 (H2020), el nuevo programa marco de investigación y desarrollo (2014-2020). Está dotado con un presupuesto de 77.028M€.

Con este programa, se trata de focalizar la I+D+i para procurar soluciones a los retos que afronta la sociedad y que fueron identificados en la Estrategia Europea 2020. Se busca reforzar toda la cadena de innovación, desde la investigación básica a la comercialización.

En definitiva, contribuir a generar una economía basada en el conocimiento y la innovación, con tres prioridades que se refuerzan mutuamente:

  • La excelencia científica (24.441M€). Destinados a científicos eminentes y becas de estudios para jóvenes investigadores.
  • El liderazgo industrial (17.016M€). Liderazgo en sectores como las TIC, las biotecnologías o las nanotecnologías.
  • Los retos sociales (29.679M€). Aquellos proyectos que respondan a los retos que plantea la sociedad actual, como son la salud, la acción climática o la bioeconomía.

Aspectos más significativos de H2020

1. Énfasis en proyectos que respondan a las prioridades de la UE (importante disponer de un conocimiento actualizado de las mismas).

          http://ec.europe.ec/research/participants/portal
          http://www.horizonte2020.es

2. Conjunto de reglas único, con procesos más flexibles y simplificados para las convocatorias. 

3. Especial atención a las medidas de apoyo a la innovación, financiación de actividades cercanas al mercado.

Se trata de lograr que el conocimiento generado impregne en el tejido productivo e incida en la competitividad de la ciencia y la industria europea.

Prueba de ello, lo constituye el hecho de que de los criterios de evaluación del proyecto (excelencia o grado de innovación; impacto o uso de resultados; y calidad y eficiencia de implantación del consorcio), el relativo al impacto, se encuentre en segundo lugar y que, además, sea el factor determinante en caso de empate.

Por lo tanto, las entidades han de prestar especial atención en la redacción de sus memorias y contratos en cuanto al marco de explotación y puesta en el mercado, así como aplicaciones de los resultados del proyecto.

Igualmente, y como novedad en la regulación de los IPRs, se contempla la obligación por parte de los participantes de hacer todo lo posible por explotar los resultados y el deber de la diseminación de los mismos.

4. Nuevas formas de financiación dirigidas a la innovación, no sólo proyectos colaborativos (compra pública innovadora, premios, lump sums, instrumento financiero).

5. Promover una intensa participación de la Pyme en el programa europeo.

Si se tiene en cuenta que más del 90% del tejido empresarial europeo está constituido por pymes, que éstas generan el 60% del valor añadido en Europa y 2/3 del empleo, es fácil comprender por qué se han adoptado toda una serie de medidas para conseguir que la Pyme sea el factor clave de la recuperación y generación de innovación en Europa. Con este programa, la PYME adquiere un mayor protagonismo.

Medidas específicas del programa Horizonte 2020

De entre las medidas destacamos:

  • Proyectos colaborativos de investigación e innovación, encuadrados en liderazgo industrial y retos sociales.
  • Proyectos específicos del Instrumento Pyme. Pueden ser individuales y se financia todo el proceso por fases, desde análisis de viabilidad del proyecto hasta el desarrollo para su comercialización, tanto en área de liderazgo industrial como retos sociales.
  • Acceso al intercambio de personal (Acciones Marie Curie), que permitan a investigadores adquirir experiencia en otros países o áreas.
  • Acceso a financiación de riesgo, cuyo fin es el de solventar aquellos problemas que tienen muchas empresas para obtener créditos que financien sus investigaciones.

Si tomamos en consideración las novedades que se han incorporado en H2020 y la finalidad del mismo, aun actuando desde la máxima prudencia, este programa ofrece una importante oportunidad para todas aquellas entidades con una intensa actividad en innovación (no solo tecnológica) y que se planteen una internacionalización de su producto.