El decreto nº 6.759 del 5 de febrero 2009 regulariza la gestión de las actividades aduaneras, así como la inspección, el control y la imposición de las operaciones de comercio exterior en Brasil.

Disposiciones específicas establecen que puede ser retenida por las autoridades aduaneras, en el curso de la inspección aduanera, de oficio o por petición de una tercera parte interesada, los productos que llevan marcas comerciales falsificadas, alteradas o imitadas, o que representa falsa indicación de origen.

Después de la retención, las autoridades aduaneras deberán notificar al titular de los derechos de marca, en el plazo de 10 (diez) días hábiles a partir de la sensibilización, para promover, en su caso, la denuncia correspondiente y solicitar la incautación judicial de los bienes. Este plazo puede ser renovado una vez.

Si, después de la fecha límite, las autoridades aduaneras no han sido informadas de que las medidas adecuadas fueron tomadas por el titular para la confiscación judicial de bienes, el despacho por aduanas de estos bienes puede continuar, siempre que cumpla las demás condiciones para la importación o exportación.

El decreto mencionado establece también la posibilidad de que una tercera parte solicite la incautación sobre la base de un conocimiento previo de la entrada de carga sospechosa en Brasil.

Lo que ocurre en la práctica es que, cuando el propietario de la marca es notificado (a través de su abogado de registro en la Oficina de Marcas Brasileñas), existe la posibilidad de concertar una entrevista con las autoridades aduaneras para analizar / fotografiar los bienes in loco parentis*, con el objetivo de presentar una declaración jurada informando a las aduanas que los bienes incautados son auténticos o falsos.

Las medidas anteriores no son una garantía de que los productos seguirán incautados, ya que la legislación brasileña establece expresamente que el titular de la marca deberá tomar las medidas judiciales a fin de retener las mercancías.

En lo que se refiere a las medidas judiciales, están, básicamente, en dos frentes:

  1. Obtener el nombre del infractor - Las autoridades aduaneras no están legalmente obligadas a proporcionar / revelar el nombre del importador. La única manera de determinar el nombre y la dirección del importador en Brasil es mediante la presentación de una orden (requerimiento) judicial contra el Jefe de aduanas.
  2. Después de que el nombre del importador sea conocido, presentar la acción judicial en su contra.

Existe también la posibilidad de enviar cartas de advertencia antes de presentar una demanda judicial, una manera de tratar de resolver el asunto fuera de los tribunales.

Por desgracia, Brasil no tiene un registro específico de marca en la base de datos de Aduanas. Sin embargo, hay algunas medidas proactivas que se deben tomar para ayudar a las autoridades aduaneras y tratar de evitar la entrada de productos falsificados en Brasil. La recomendación es proporcionar a aduanas toda la información disponible, incluyendo pero no limitado:

  • La marca y el nombre de su propietario en Brasil;
  • Una lista con los nombres los titulares de licencia de la marca (si existe) y distribuidores (en su caso), incluyendo sus direcciones;
  • Una copia del contrato de licencia / contrato de distribución (si se permite su divulgación), y
  • Las fechas de los futuros envíos a Brasil de los productos originales, su origen y el puerto de entrada en Brasil (teniendo en cuenta que Brasil tiene innumerables puertos / aeropuertos).

Las aduanas no están legalmente obligadas a incautar la mercancía en base a las medidas anteriores. Sin embargo, la experiencia muestra que estas medidas han sido eficaces cuando se trata de mercancías sospechosas.

Por último, es importante mantener siempre actualizado al abogado de registro de una marca en la base de datos de la Oficina de Marcas de Brasil. Los varios intentos para tratar de averiguar el abogado del propietario de una determinada marca comercial causan un evidente retraso en los procedimientos.

*toma de algunas responsabilidades legales paternas por una persona u organización