Tan solo 5 meses después del inicio de registro del primer nuevo dominio gTLDS (Generic Top Level Domains o Dominios de Alto Nivel), ya se ha presentado el primer caso de ciberocupación. El dictamen ha llegado a través del proceso de resolución de disputas (UDRP), establecido para ello por la ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers).

El dominio “canyon.bike” fue registrado por un titular ajeno a la marca tan solo 7 segundos después de que se iniciara la fase de libre registro para estos dominios.

Ante esto, la compañía alemana Canyon - dedicada a la venta de bicicletas -, presentó la demanda extrajudicial ante la OMPI el 17 de Marzo. Tras una valoración de los hechos, consideró que los motivos del registro de este dominio por su titular no eran otros que obtener un beneficio económico. La sentencia fue que se había llevado a cabo un "acto de mala fe" y, por tanto, el dominio debía ser transferido al titular legítimo de la marca, es decir, al demandante.

Esta situación pone nuevamente de manifiesto la necesidad de que las empresas establezcan una estrategia de protección de sus marcas frente a estos nuevos dominios. Para ello, se debe proceder al registro de, al menos, aquellos que hacen referencia a su sector de actividad.

Se recomienda, igualmente, disponer de un servicio de vigilancia que les mantengan informados de los registros que terceros efectúen de sus marcas.