Julián Cabrera es, además de Profesor de la Universidad Politécnica de Madrid, Director de la Cátedra UPM-Clarke, Modet & Cº. Esta colaboración, que tiene sus inicios en el año 2010, promueve acuerdos de Transferencia de Tecnología entre la universidad y la empresa. En un encuentro con él en las oficinas de Clarke, Modet & Cº España, nos ayudó a entender mejor el campo de la Propiedad Industrial e Intelectual en el entorno de las universidades.

1. Usted es el Director de la OTRI o, en otras palabras, de la Oficina de Transferencia de los Resultados de la Investigación, ¿qué papel desempeña la OTRI con respecto a la misión de investigación y transferencia de la universidad?

La Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación en cualquier universidad, y más en una Universidad Politécnica, puede jugar un papel fundamental, especialmente en la tarea de transferencia de los resultados de investigación de la universidad a la sociedad. La OTRI de la UPM aborda las distintas fases necesarias para la transferencia:

  • Ayuda a la identificación de resultados protegibles.
  • Asesoramiento al investigador y gestión del proceso de protección.
  • Orientación temprana hacia la comercialización.

2. Innovación, Propiedad Intelectual y Formación Universitaria, tres conceptos íntimamente ligados en la Cátedra UPM-Clarke, Modet & Cº. Bajo un prisma de profesional de la formación, ¿cómo de importante y fuerte es la unión entre ambas?

Esta cátedra ha permitido afianzar y potenciar la relación entre ambos, favoreciendo un clima de confianza muy sólido en todos los ámbitos de colaboración que actualmente tenemos. Por otro lado, contar con un socio de primer nivel en temas de Propiedad Industrial e Intelectual como Clarke, Modet & Cº, facilita enormemente el desarrollo de las actividades de la cátedra.

3. ¿Qué le impulsó a firmar un acuerdo de formación con Clarke, Modet & Cº?

Cuando llegué al Vicerrectorado de Investigación, la cátedra ya estaba en marcha, pero imagino que el motivo principal fue tener un marco de colaboración que permitiera impulsar acciones de formación relacionadas con la Transferencia de Tecnología y la Propiedad Intelectual para proteger de manera efectiva el conocimiento generado por docentes e investigadores.

4. ¿Qué beneficios aporta este tipo de actividades a las Universidades?

El marco de colaboración establecido por las cátedras universidad-empresa en la Universidad Politécnica de Madrid está pensado para poder establecer una relación constante a medio plazo con las empresas. Esto permite que el desarrollo de actividades de interés común para las partes vaya más allá de lo que sería un convenio específico para la realización de un proyecto concreto. En particular, se puede dar soporte a través de las cátedras a actividades de formación, becas, premios, difusión, fomento de la investigación, etc. que redundan en el beneficio de la universidad, pero que también benefician a las empresas. En este sentido, no hay que olvidar que las actividades de la cátedra se definen conjuntamente por la comisión mixta de gestión.

5. ¿Creé que los acuerdos de colaboración, como esta cátedra, aumenta la incentivación entre los alumnos universitarios para hacer mejores estudios, tesis, proyectos…?

Desde el momento en el que se pueden dotar de becas y premios para las actividades de los alumnos, la motivación es indudable. Además, aquellos alumnos que participan en las actividades de las cátedras saben que puede ser una buena oportunidad para darse a conocer en las empresas que pueden llegar a ser futuros empleadores.

6. Comienza otro curso académico y nuevos alumnos de primer curso comienzan a ocupar sus asientos… Según su experiencia, ¿existen características particulares que definen al emprendedor del presente?

No me atrevo a dar una receta al respecto ya que, además, los alumnos a lo largo de su formación sufren una transformación notable en cuanto a las aptitudes que adquieren (si todo va bien, claro está). Pero lo que sí creo que resulta imprescindible entre otras características, es tener una gran capacidad de buscar y procesar la ingente cantidad de información a la que hoy en día se tiene acceso, además de tener una predisposición a innovar y perseguir una mejora en los elementos y procesos existentes.

7. Además del emprendedor, existe la figura del investigador… ¿Nos puede comentar cuáles son las diferencias entre un perfil y otro?

Lo primero que quiero decir es que no son perfiles excluyentes. En cuanto a la figura del investigador, en mi opinión, se caracteriza por poseer una curiosidad que le lleva a abordar desafíos en su área de conocimiento y una creatividad innata, necesaria para proponer soluciones novedosas.

El problema que a veces surge es que habitualmente los resultados distan todavía un cierto trecho de ser transferibles a la sociedad en forma de servicios o productos, no estando por lo general el investigador especialmente interesado en esas tareas. No obstante, si el perfil investigador se complementa con el carácter emprendedor, la transferencia de la investigación se favorece enormemente.

8. Un alumno suyo ha realizado una tesis doctoral que le parece excelente, de matrícula de honor. ¿Inmediatamente piensan en registrarla?

Una de las actividades que se llevan impulsando desde la OTRI de la UPM desde hace años, y ahora también a través de la Cátedra UPM-Clarke, Modet & Cº, es precisamente transmitir a los investigadores que consideren el proceso de la protección de los resultados desde el primer momento en el que se inicie la investigación. Por tanto, si el trabajo de investigación ha tenido resultados susceptibles de ser protegidos, seguramente ya habrían sido protegidos adecuadamente antes de la presentación de la tesis.

9. ¿Cuáles son las titulaciones universitarias que más registros de tesis doctorales genera una vez aprobadas? ¿O afinamos y hablamos mejor de áreas?

Mejor hablemos de áreas. Te paso un gráfico con los resultados del 2013 en cuanto a patentes que puede que sea más representativo.

Como verás, Energía y Medio Ambiente ha sido el más activo seguido de Electrónica, Tecnología de construcción y materiales y Tecnología y producción industriales. Al área de las TIC y Medicina, biología y biotecnología le seguirían, cerrando el grupo, las tecnologías relacionadas con el transporte.

10. La cátedra no solo organiza jornadas y charlas sino que también concede premios, como el de Tesis Doctoral. ¿Cuáles son los requisitos para participar y cuál el premio que obtiene el ganador?

El Premio va dirigido a autores de tesis doctorales que hayan sido leídas y defendidas durante el periodo comprendido entre el 1 enero de 2011 y el de 31 diciembre de 2013, en las distintas Universidades de países de habla hispano y portuguesa, tanto públicas como privadas.

Se va a valorar aquellos trabajos que, más allá de su carácter técnico, e independientemente de su campo tecnológico, destaquen por la adecuada gestión en su protección a través de figuras de Propiedad y su explotación y transferencia exitosa al mercado.

El premio consistirá en un aporte en efectivo de 2.000 euros, trabajo en servicios de Propiedad Industrial e Intelectual y asistencia en la promoción y difusión del desarrollo valorado en otros 2000 €.

11. La Propiedad Industrial e Intelectual, ¿qué significa para usted? ¿qué ventajas supone para la economía actual apostar por la innovación y el desarrollo?

En un mundo globalizado, la Propiedad Industrial e Intelectual es un elemento fundamental en el desarrollo de la actividad económica. Apostar por la innovación y el desarrollo es fundamental para poder posicionarse en un entorno tan competitivo y ofrecer productos y servicios diferenciados y con valor añadido. En este sentido, la Propiedad Industrial e Intelectual es también fundamental para proteger esta actividad tan necesaria.

12. ¿Cómo promueve una universidad la Propiedad Industrial e Intelectual?

En el caso de la UPM, el actor fundamental es la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación del Vicerrectorado de Investigación. Desde la OTRI, se gestiona el proceso de la protección en sus distintas fases: asesoramiento a los investigadores, identificación de tecnologías y desarrollos protegibles, gestión del proceso de protección, y transferencia y comercialización.

13. La Dra. Mónica Alandete-Saez, Directora de investigación y desarrollo de PIPRA participó el pasado mes de Diciembre como ponente en una de las charlas coloquio que organiza la cátedra. Habló de Transferencia de Tecnología, una de sus especialidades. Dada que su actividad sobretodo se centra en EEUU y usted trabaja en España, ¿Qué conclusiones obtuvo de su intervención? ¿Cree que la cultura es definitiva para la inversión en transferencia?

La Dra. Mónica Alandete-Saez habló de la actividad desarrollada por Pipra en la universidad de UCDavis. Me llamaron la atención dos aspectos:

  • por un lado, los recursos que tenían a su disposición para gestionar el proceso de la transferencia;
  • por otro lado, el gran número de empresas del sector que se habían creado y situado en California y la relación establecida entre Pipra y ellas.

En este sentido, veo que todavía nos queda camino por recorrer, tanto en potenciar las estructuras de gestión de PII en la universidad, como de desarrollo de sectores empresariales en España que apuesten decididamente por la Innovación.

Y efectivamente, estoy totalmente de acuerdo en que la cultura de emprendimiento lleva asociada una mayor inversión en la transferencia.