La información estadística pública actualmente disponible, proporciona una visión general de la estructura de la innovación y una información básica aunque, es no suficiente para la medición del impacto económico de la innovación y la toma de decisiones avaladas por datos razonablemente fiables.

La escasez de datos estadísticos que midan el impacto económico de la innovación no se ha logrado solventar a pesar de la amplia literatura existente sobre la materia porque, aunque se avala la influencia de la innovación sobre los resultados empresariales, no se puede considerar concluyente principalmente porque:

a) la innovación es únicamente uno de los múltiples posibles factores influyentes en el rendimiento empresarial, quedando la comparabilidad condicionada por los factores que se consideren objeto de estudio y de la combinación de los mismos.

b) el entorno, en su sentido más amplio, afecta a los posibles resultados que la innovación pueda llegar a tener en la empresa.

Medir el impacto económico de la innovación es pues una tarea compleja que actualmente sólo se puede llevar a cabo mediante una metodología que integre, en el caso español, los datos procedentes de la Encuesta de Innovación Tecnológica (EIT) con los de la Central de Balances (CB). Esta novedosa metodología permite la unión de indicadores de innovación y resultados económico-financieros, así como la obtención de resultados asociados a:

  1. El "análisis de la relación entre las características empresariales y la realización de actividades de I+D+I" para conocer las ‘características de las empresas que realizan I+D+I’ y poder identificar las características de las empresas que favorecen o dificultan la realización de actividades de I+D+I.
  2. El "análisis de incidencia de las actividades de I+D+I sobre la realización efectiva de innovación" para conocer las ‘características de las empresas innovadoras’ y con ello conocer en qué medida el invertir/gastar en I+D+I [1] incide en la realización efectiva de innovaciones.
  3. El ‘análisis de la incidencia de las actividades de I+D+I sobre las variables económicas’ para conocer el ‘impacto económico de la innovación’, o lo que es lo mismo, conocer el impacto que las actividades de innovación tienen en su rendimiento.

En el próximo boletín, conoceremos las conclusiones alcanzadas a través de esta metodología que sintetizaremos en diez razones por las que a las empresas les interesa innovar.

[1] Invertir /gastar en I+D+I = Gasto en innovación según la EIT (Encuesta de Innovación Tecnológica) del INE (Instituto Nacional de Estadística).