¿Cómo puedo proteger mi idea? Inicialmente, tendrías que preguntarte quiénes son tus posibles clientes, cuál es tu propuesta de valor y la dimensión de tu mercado, así como la ventaja competitiva que te permitirá alcanzar la rentabilidad.

1.- ¿Licenciamos?

El licenciamiento es la vía más utilizada cuando la transferencia de conocimiento se basa en una tecnología patentada. El titular autoriza el uso de la tecnología a través de una licencia que puede ser exclusiva o no exclusiva, territorial o no territorial, a un pago inicial, "single lump sum o paid-up licence”, o mediante pagos posteriores, llamados royalties.

2.- o ¿Vendemos?

La venta implica que el titular de la tecnología conceda todos los derechos de propiedad o explotación mediante el pago de una cantidad fija. Se transfieren al comprador los riesgos, en particular las condiciones de mercado, además de los desafíos regulatorios o consecuencias relacionadas con la competencia.

¿Qué debemos hacer?

Es necesario conocer, de manera precisa:

  • las ventajas competitivas de la tecnología
  • las tecnologías competidoras o derivadas actuales y futuras
  • los diferentes tipos de mercados en los que la tecnología puede incidir
  • la competencia existente y sus prácticas comerciales
  • las restricciones legales existentes
  • los precios y prácticas de valoración de tecnología (y no sólo de la propiedad intelectual)
  • el potencial de negocios de las tecnologías en cuestión
  • las condiciones económicas y políticas del entorno que pueden facilitar o dificultar su comercialización