Los métodos terapéuticos constituyen materia no patentable en la mayoría de los países del orbe, no obstante en algunos, estos métodos se pueden proteger a través de una redacción especial llamada “formato de segundo uso médico o estilo suizo”.

Dicha redacción sin embargo, no siempre es aceptada cuando se mencionan regímenes de dosificación, los cuales son interpretados como características de tratamiento terapéutico no patentables.

La Ley de la Propiedad Industrial en México considera que los métodos terapéuticos no son invenciones, en consecuencia no se puede dar protección a los mismos a través de una patente.

Aunque no se señala de manera explícita por la Ley, en la práctica se aceptan y protegen reivindicaciones redactadas en el formato de segundo uso médico.

No obstante, la redacción de segundo uso médico también puede ser objetada cuando en ésta se define un régimen de dosificación.

Se entiende como régimen de dosificación al diseño de administración de un fármaco considerando su formulación, ruta de administración, intervalo de dosificación y duración del tratamiento.

Asimismo, dicho régimen de dosificación se modifica atendiendo otras variables como son la edad del paciente y estado de salud, entre otras.

Consideremos el siguiente ejemplo de redacción de reivindicación de segundo uso médico: “El uso de un compuesto X para la elaboración de un medicamento para el tratamiento de una enfermedad Y en un paciente en necesidad del mismo, en donde el medicamento es administrable cada 24 horas”.

Usualmente, la redacción anterior sería aceptada sin problemas hasta las palabras: “en necesidad del mismo”, sin embargo la frase “cada 24 horas” es un régimen de dosificación que indica cada cuándo se debe administrar el medicamento o fármaco.

Los examinadores de patentes rechazan dicho régimen de dosificación por considerarlo una característica de método terapéutico, lo cual no es protegible en el marco legal de patentes.

De este modo, se debe revisar cuidadosamente la redacción de las reivindicaciones de segundo uso médico y eliminar las expresiones de regímenes de dosificación que inevitablemente serían objetadas en el examen técnico.

Se pueden citar como ejemplos de expresiones de regímenes de dosificación: cada 8 horas, antes de dormir, antes de las comidas y en general todas aquellas que indiquen en qué intervalos específicos los fármacos o medicamentos deben ser administrados.

Por todo lo anteriormente expuesto, es importante que el agente de patentes informe a su cliente que las expresiones de regímenes de dosificación no son consideradas por los examinadores como características técnicas de segundos usos médicos, por el contrario, caen dentro de las excepciones de patentabilidad; y por ende aconseje la eliminación de dichas expresiones con lo cual evitará la emisión de objeciones durante el examen técnico.