Colombia ha firmado varios TLC con diferentes países desarrollados. En primer término entraron en vigencia TLC con Canadá y Suiza. Se acaba de terminar el largo proceso de aprobación del TLC con los Estados Unidos y nos encontramos ya iniciando el proceso de implementación para su aplicación eficaz. Igualmente estamos culminando negociaciones con la Unión Europea.

¿Qué retos debemos enfrentar en materia de PI?



Debemos mirarlo desde dos puntos de vista:

1.- Desde el sector público: Colombia debe fortalecer el sistema de PI, particularmente haciendo más eficientes las instituciones encargadas de la protección de los derechos de PI, particularmente la Superintendencia de Industria y Comercio, en lo relacionado con los derechos de propiedad industrial (patentes, modelos de utilidad, diseños industriales, marcas, nombres comerciales).



Aunque la Superintendencia ha mejorado bastante en los procedimientos y ha reducido los términos de estudio y concesión, todavía debe mejorar particularmente en el área de nuevas creaciones, en donde además de mayor celeridad se requiere la revisión de las políticas sobre concesión de derechos que todavía es muy restrictiva.


Por otro lado como compromisos particulares en estas materias, Colombia debe adherir a otros tratados públicos. Actualmente está en proceso de implementación del TLT (Tratado sobre el derecho de Marcas aprobado por la Ley 1343 de 2009) que apoyaría la celeridad en los trámites de marcas y eliminaría requisitos que hacen complicados los trámites, como las notarizaciones de poderes para los nacionales y eventualmente las legalizaciones para los poderes otorgados en el extranjero.



Igualmente fue recientemente aprobada, por el Congreso la ley aprobatoria del Protocolo de Madrid (marca internacional, Ley 1455 de 2011) la que posteriormente debe ser revisada por la Corte Constitucional. Este tratado facilita los trámites para la obtención de marcas en el extranjero y disminuye los costos.


La tarea que queda es fortalecer el sistema judicial en esta materia de PI para que la preservación y eficacia de los derechos sea realidad. Se necesita mayor conocimiento sobre el tema de los jueces y de los demás actores en el sistema judicial. La Fiscalía ha hecho esfuerzos en la preparación de los fiscales en la creación de unidades antipiratería pero todavía falta. Igualmente se deben reducir los términos de los procesos judiciales que son excesivamente largos, lo que hace que el sistema judicial no sea operante frente a las necesidades de los usuarios.





2.- Desde el sector privado:
El sector empresarial en general tiene poco conocimiento sobre la naturaleza de los derechos de PI, su importancia y su gestión. No hay conciencia de que el componente de mayor valor dentro del valor de mercado de cualquier empresa, son precisamente los derechos de propiedad intelectual.



Las empresas deben prepararse en dos vías:



a) Los exportadores aprovecharán los tratados para vender en los países parte de esos tratados los productos y servicios que fueren objeto de negociación y que entrarán con aranceles muy bajos a esos nuevos mercados. Como primera medida dentro de sus planes de negocios tendrán que contemplar una estrategia de protección de propiedad intelectual, registrando previamente las marcas de los productos y protegiendo el conocimiento que se aplica a esos productos o servicios.



El no tomar medidas anticipadas puede generar graves problemas como entrar sin marca protegida con el riesgo de usar un signo ya registrado por otro empresario o de que igualmente un tercero le registre la marca. Sin marca es prácticamente imposible competir.



Igualmente si los productos tienen valor agregado que los diferencie de los que existen por tener un componente innovador, se debe igualmente proteger por la vía adecuada, ya sea patente, modelo de utilidad, diseño industrial o secreto empresarial. No hacerlo puede facilitar a terceros copiar los productos sin que se puedan tomar las medidas para evitarlo.



b) El mercado nacional que recibirá nuevos participantes también debe tomar las medidas de salvaguardia necesarias: registrar las marcas de sus productos, vigilar en el mercado si llegan otras identificas o similares. Igual para el caso de los exportadores, las empresas nacionales deben proteger el conocimiento que aplica a sus productos o servicios para participar en el mercado protegido con la posibilidad de tomar medidas frente a infractores.



Las empresas nacionales deben contemplar dentro de sus actividades hacer vigilancia tecnológica para anticiparse a los cambios en los productos que venderán los competidores. En esta área la PI ofrece las herramientas para hacer vigilancia tecnológica mediante la utilización de la información de los bancos de patentes de todo el mundo, (principalmente el de Estados Unidos, el de la patente europea y el de países como Japón, Corea, India y China).



Finalmente debemos preparamos para el cambio del sistema contable colombiano que está en proceso de revisión por parte del Consejo Técnico de la Contaduría pública y será aprobado en el 2012 por los Ministerios de Hacienda y Comercio Exterior. El nuevo sistema tendrá que seguir los estándares internacionales según los cuales los estados financieros deberán reflejar lo que las empresas verdaderamente tienen y son. La PI tendrá que reflejarse de alguna manera por ser el componente de mayor valor.



Como vemos en materia de PI los TLC que Colombia desarrollará para mejorar la economía y participar más activamente en el comercio internacional nos dejan muchas tareas. El gobierno deberá cumplir con sus agendas y compromisos para mejorar el sistema de PI logrando que invite al nacional a utilizarlo y le de confianza al extranjero. El sector privado deberá incluir en su estrategia empresarial la gestión de la PI, de lo contrario se verá muy limitado para participar en un mercado cada vez más competido.