La Inteligencia Tecnológica se emplea cada vez con mayor frecuencia, alcance y por más tipos de usuarios.

Según la experiencia de la Unidad de Inteligencia Tecnológica de Clarke Modet & C° México, existe en general, la necesidad de fomentar el conocimiento de la Propiedad Industrial. Sobre todo del concepto y beneficios que el uso de la Inteligencia Tecnológica puede reportar. A pesar de ello, y de acuerdo con los casos registrados por esta unidad, la Inteligencia Tecnológica se emplea cada vez con mayor frecuencia, alcance y por más tipos de usuarios como herramienta para el conocimiento del entorno tecnológico y comercial de las organizaciones, posibles socios, competidores y/o licenciatarios. Dicha tendencia está respaldada en los siguientes hechos:

  • En 2009 se incrementó la cantidad de estudios de análisis basados en la utilización de la Inteligencia Tecnológica en un 70% con respecto a los solicitados en 2006 (año en que se realiza el primer estudio), aunque en el período intermedio no se haya dado un crecimiento constante. Además, existe una proporción mayor de propuestas de estudios de Inteligencia Tecnológica que llegan a concretarse en casos reales de análisis (20% más con respecto a 2007). Esto indica que cada vez existe mayor número de usuarios que se encuentran sensibles a los beneficios que la Inteligencia Tecnológica les puede reportar
  • Los estudios de Inteligencia Tecnológica solicitados han pasado de ser primordialmente vigilancias tecnológicas (estudios de recopilación documental) en el período de 2006 a 2007, a análisis de posicionamiento tecnológico (estudios de valoración de tecnologías específicas y búsqueda de posibles socios y competidores) desde 2008. Esto denota que se ha pasado de una etapa de observación del entorno a una más amplia de investigación activa para desarrollarse, competir y posicionarse en el entorno tecnológico del que ha obtenido conocimiento concreto. Por sectores, predominan las áreas química y médica (68% y 20% del total de casos, respectivamente)
  • La cantidad de estudios de Inteligencia Tecnológica realizados para universidades y centros de investigación es comparativa a la de los elaborados para empresas privadas (40% y 53% del total, respectivamente). Esto muestra el interés de los centros académicos para desarrollar, licenciar o transferir invenciones que den respuesta a las necesidades concretas del entorno y/o de las empresas.

Sin embargo, es necesario promover más el uso de la Inteligencia Tecnológica ante los diversos actores tecnológicos. La tendencia actual en México de emplearla con mayor frecuencia, alcance y por un número mayor de usuarios, se traduce en la utilización y análisis de la información aislada para convertirla en estrategias tecnológicas y/o comerciales. El hecho de que por ejemplo, las universidades soliciten estudios de valoración y posicionamiento tecnológico indica que están abiertas a la vinculación con empresas, contribuyendo así a la cooperación, intercambio de conocimientos, y al desarrollo tecnológico y económico de México.